11/8/07

El amor, el fracaso, y el puto compromiso (I)

Consciente de que me echaré encima una jauría de hembras rabiosas, no me resisto a plantear una cuestión que me fue imposible ayer con una amiga que se reveló como una de las tantas que sostienen el aforismo de : "Todos los hombres son iguales". Desde ya, y desde otro ámbito superior a este asuntillo proclive a la maledicencia rencorosa, agradezco en nombre del Humanismo y la utopía este canto a la igualdad.
Intentaba explicar a la despechada, que esa tendencia perenne de las féminas a zaherir a los hombres en su conjunto, por cómo les ha ido en la feria, o debido exclusivamente a su escaso tino en la elección de pareja, es una tremenda injusticia.
Es muy reveladora la frase encontrada en cualquier oficina o mampara separadora de puesto de ministerio: "Uno sabe que no se puede tirar a todas las tías,...pero hay que intentarlo". Queda clara así la tendencia universal de los fecundadores a tiempo completo, que es el estigma al que apelan las mujeres en general para basar sus pullas, a la hora de castigar otras voluntades (y necesidades) que no sean la propia.
Los machos cumplen (aplicados y obedientes), las consignas que le fueron impuestas por la Naturaleza; sobrevivir, crecer y multiplicarse. Es de todo punto de vista indigno, pretender atribuir a la voluntad de los individuos, esa pulsión que les descentra ante la presencia de unas buenas piernas, un lindo culito, o unas tetas (tal como éstas sean). Las hembras, también juegan el papel que les ha tocado, les parece sublime y ejemplar; y no dudan en asumir la hipotética virtud como fruto del esfuerzo personal ( o colectivo si habla con una aliada puntual, a la que arrancaría los ojos si acechara a "su" presa ), como una postura de la que enorgullecerse, y desde la cual, fustigar a quienes actúan siguiendo su propia misión inconsciente.

16 comentarios:

mandarina azul dijo...

Sin ánimo de hacer la pelota, le diré que yo siempre he pensado que muchos hombres son iguales, y que la mayoría de mujeres en el fondo somos iguales. Y también creo que hombres y mujeres nos necesitamos mutuamente, así que...
Lamento decepcionarle por mi no inclusión en la jauría de hembras rabiosas, pero estoy siendo sincera.
Mejor, siempre, multiplicarse que dividirse o fraccionarse. ¿No le parece?

Un beso. :)

Daeddalus dijo...

No es que todos los hombres o todas las mujeres seamos iguales, aunque probablemente nos parezcamos más de lo que a muchos nos gustaría reconocer, sino que siempre acabamos en los brazos del mismo tipo de hombre o mujer, condenados eternamente a revivir la misma historia. Somos animales de costumbres.

e-catarsis dijo...

Amigo Lenguaraz dos puntos, generalizar es siempre infantil y...peligroso (aplíquese el cuento), además que ¿Quién le manda a usted mediar en semejante tipo de pleitos?¡¡¡Hombre de dios!!! Ante una madame despechada limítese a escuchar, sonrirm, asentir y poner gesto de...distinto, "rara avis" o...aprendiz de gay por correspondencia ( puede alterar el orden)... pero nada...más
:P

Lucía dijo...

Bonsoir Monsieur Lenguaraz, muchas gracias por su visita y su amable comentario, me he sentido halagada.
En cuanto a su polémico post puedo dar fe de que hay hombres totalmente diferentes al resto, especiales y únicos, solo hay que tener suerte y saber buscarlos.
Un abrazo.

Evinchi dijo...

La igualdad no existe, el encanto está en las diferencias.

Naty dijo...

A mi me parece que los hombres igualitos (como reproducidos en serie) abundan y opacan a las escasas (pero existentes) excepciones... Difiero contigo en que la "cacería" sea su misión (conciente o no), tienen ojos para ver más que carne en ese par de tetas... Ser los animales "superiores", que se supone que somos (independientemente del sexo que nos ha tocado), eligiendo en lugar de vivir (tan sólo)por instinto... Obvio, me uno a la jauría...

Evinchi dijo...

Ay, ya se me acaba esa suerte, hay que volver al anodino y vacío Madrid.

Supermamá... dijo...

¿Dilema existencial?...

Observaré

Buen finde
bss

Daeddalus dijo...

Pues... gracias. Sincero y ruborizado agradecimiento.
El suyo si que ha sido un grato descubrimiento... volveré a asomarme por aquí.

MALEFICABOVARI dijo...

JAAAAAAAAAAAA¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Supongo aquella dama estaría en un estado de nervios importante por algún detalle que hubiese apreciado un poco fuera de lugar de su dios particular... uno de tantos, junto con Pessoa, Kundera... suma y sigue¡ Pero de ahí a tragarme, y lo digo otra vez, lo de que tira la polla, y de que la naturaleza esa así, y que las mujeres se enorgullecen y crecen ante tremendo legado el suyo....unaputamierdaaaaaaaaaa¡¡¡¡¡¡ Quizás esa amiga generalizó, ahora ya no generaliza, fué un error, y una barbarie tildarlos a todos de lo mismo, un momento flojo, la mente en otra parte, un comentario que genera otro... el otro sin sentido... bueno, que me lío¡ Que los hombres no son todos iguales.... pero hay pocos, que cuando la historia se les pone hirviendo, no caen en el hechizo de la contraria.... muy pocos. Y que quiere que le diga... si conozco a muchas mujeres, que quizás puedan tener un cargamento de leña ardiendo en la entrepierna, y paren, y se lo piensen, y se nieguen algo que quizás, en ese momento, sea porque es una tentación y tienen pareja, y cuesta un huevo luego el perderla y la vida, o porque simplemente no les conviene... pues echen el frenomadaleno. Pocos tíos conozco yo que echen el freno cuando ya están en la hoguera.. pocos...

Irene dijo...

Los hombres son iguales en algunas cosas y distintos en otras. No voy ahora a especificar en qué otras >:)
En fin, fuera de bromas,todos somos muy parecidos, como gotas de agua, tanto hombres como mujeres. Y también somos seres únicos y especiales. No hay dos iguales. Así que decir que todos los hombres son iguales me parece lo mismo que decir que todos los chinos son iguales o que...en fin. No me parece buena cosa generalizar. Si os referís a que todos los hombres piensan con sus dos cerebros, pues sí, es una característica de su sexo.
Saludos

GLAUKA dijo...

JA!

GLAUKA dijo...

JA puede, tener diversos significados según el contexto.

En uno de ellos, para mí son las siglas del difunto, asique mal rollito ;)

En otros, por ejemplo en éste, puede significar: "a otro perro con ese hueso" ;), "no me creo nada", "pamplinadas machistas que ya no se cree nadie", "llamame imbecil pero con todas las letras si tiens valor", "venga ya!" ... ufff, no me pidas que siga que me enciendo y no, no de esa manera que te puede resultar interesante, no.

(Aclarado el JA?)

El lenguaraz dijo...

Querida sirena, no le llamaría imbécil aunque me lo pareciera; y después de haberla leído un múltiples oportunidades, nada hay más lejano a esa posibilidad.
No son pamplinas machistas, es un hecho probado. Los machos de cualquier especie, como mandato natural, tienen el impulso a perpetuarse, no como especie, sino como individualidad; por eso es que, si son los dominantes, impondrán su fuerza física ante otros machos, para ser ellos, y no un mindundi, quien se tire al harén. Esto es un truco de la naturaleza, que fuerza a la selección natural; sólo los machos sanos y fuertes, accederán a un número importante de hembras, garantizando su cometido y una descendencia saludable . Suelo observar a los animales, cuando quiero entender algo de los humanos, y le aseguro que esto que le digo, lo he comprobado hasta la saciedad. ¿Conoce Ud. algún comportamiento de machos mamíferos en sentido contrario?.
¿Vamos a colegir entonces que "todos los ratones, los lobos (terrestres y marinos),...y porqué no: los cabrones, son iguales"....pos sí, en esto sí, la tendencia está. Solo es culturalmente como uno puede modular esta inlinación, y ya sabe que habemos tíos mú incurtos.

GLAUKA dijo...

Juraría caballero que los humanos somos algo más que meros animales mamíferos por aquello del raciocinio y tal, pero cada cual es muy libre de clasificarse cómo apetezca ;) y considerarse evolucionado o no según considere oportuno en cada momento, me temo.

Entonces va a ser verdad aquello de que la paternidad hace al hombre un ser evolucionado, por cuanto al involucrarse en ella "despega" de sus orígenes primigenios de animal mamífero macho, sin más, haciendo uso de ese raciocinio que le evolución le ha regalado, y la maternidad acerca a la mujer a dicho concepto, por cuanto se convierte en una hembra paridora alimentadora ... uuummmmmm ... vamos, que cuanto mejor padre, menos animal, para entendernos.

Se le olvida Sr Lenguaraz que la hembra humana, quizás por aquello del raciocinio que parece que no les gusta un carajo a los machos de la especie, tiene diferentes criterios para la consideración del macho que la pueda fecundar, y no sé si por suerte o por desgracia, pero no son los mismos que utilizan las ciervas, rebecas y demás. Desdeluego el de "ese macho es el que más hembras se tira" no está entre sus criterios, se lo puedo asegurar. Asique, o van dejándose arrasar por eso de "la evolución" y su raciocinio, o cada vez tendrán menos ocasiones fecundadoras o propagadoras de su esperma.

A ver si vamos a estar evolucionando a distintos ritmos los machos y las hembras de la especie humana ... menudo lío entonces ... porque la evolución sigue imparable, amigo, lo queramos o no lo queramos, y si vosotros, los machos de la especie humana, os aferráis al momento en que sois únicamente esperma, es mucho más que probable que las hembras de la especie, evolucionando al ritmo que lo estamos haciendo, decidamos daros la razón, consideraros unicamente eso: esperma, y, en consecuencia, no necesitaros para nada más, y no sí si lo sabes, pero ya son muchas las que prescinden del resto del macho humano, acudiendo al banco de esperma para no tener que cargar con todo el animal mamífero en que dices tú que os habéis anclado.

mangeles dijo...

Me apunto zaherir, aunque sé su significado...por hermosa.


Bien está que sientas de forma institiva follarse a toda cosa con faldas...pero hace muchos millones de años que andamos a dos patas no?? ,y tenemos una cosa llamada "cerebro", y una cosa llamada "normas sociales, sentimientos organizados, y demás cadenas"....si me pone los cuernos, le dejo enuco...