1/6/08

Libar

La lectura, como el vino, debe saborearse; el placer de tragar es siempre incompleto. La puntuación es el añejado de las palabras, tiempo y silencios que lo transformen en música sutil del entendimiento.
Me apena a veces, encontrar textos ricos, empobrecidos por una lenidad ortográfica que obliga a retroceder, no ya para volver a disfrutar, sino para tratar de entender.
Pretender que sean los demás los que terminen de escribir lo que uno apenas ha bosquejado, es un poco irrespetuoso a mi entender, porque no es importante cuánto escribas, sino que lo que has dejado para que otros lean, esté lo suficientemente definido como para que, las diversas interpretaciones que cabe esperar, no lo sean por una ambigüedad no buscada, y por lo tanto, más una piedra, un obstáculo, que un ejercicio de estilo.
Suelo leer en una voz interior, los textos que me encuentro; y es una partitura deliciosa aquella en la que no tropiezas en acentos olvidados, ni resbalas en ausencia de las comas. Suena entonces la melodía que acompaña el fraseo y la comprensión está garantizada; y cuando el ingenio y la sensibilidad rondan, te pierdes embelesado en otro ser humano. De eso se trata la literatura; no creo que sea necesario escribir un libro para empezar con las consideraciones gramaticales. Escribir, es suplir el habla con una representación simbólica, que obvia los efectos de la distancia y el tiempo; incluso puede saltarse la muerte, este camino de hormigas milagroso, que pone en contacto (y enfrenta) a los que se expresan.
Soy consciente de vivir en un tiempo presuroso, en el que la multiplicidad de estímulos fuerzan a las prisas, pero un bloguero no es un periodista; es más, la mayoría de ellos mismos, no lo son, y los correctores de texto pueden ser de ayuda en tanto se afianza el conocimiento y respeto de nuestra rica lengua.
Hace ya setentaicinco años, Fernando Pessoa observaba lo siguiente:
" El pensamiento puede tener elevación sin tener elegancia y, en la proporción en que no tenga elegancia, perderá la acción sobre los demás. La fuerza, sin la destreza, es una simple masa."

73 comentarios:

Marichu dijo...

Buen domingo Lenguaraz..!

Trato de que lo que escribo sea simple y que se entienda en una primera lectura...lo intento, solo lo intento.

Saludos

¿Escritora o escribidora? dijo...

Me ha parecido muy bueno. Sí, sí.

Mrs. Tildes

Poledra dijo...

Hijo, a mi tambien me gusta y lo disfruto, pero yo, aunque intento evitarlo, siempre me olvido de alguna tilde, una que es un desastre...pero tienes razón, un texto bien escrito es una joya.

Un abrazo

Marichu dijo...

Acabo de agregarlo a mi lista de Blog's...espero no le moleste.
Es para tenerlo más a mano cuando quiera venir a su casa.

Saludos bis.

alkerme dijo...

Lindo post, creo que andas inspirando dando algún sutil repaso por ahí...

Un saludo

pau dijo...

Ocurre que somos muchos, supongo, los que escribimos con incontenible placer sin ser suficientemente avezados en las leyes de la gramática.
Uno intenta aprender, pero parece ser que la edad y el intelecto no permiten mayores avances que el deseo.
¿Qué hacemos?
¿Dejar de escribir?
Estuve tentado de hacerlo, mas, por suerte, he seguido escribiendo. Es preferible corregirse y fustigarse eternamente antes que abandonar algo tan maravilloso.

Perséfone dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que dices, como siempre. Sobretodo con esta parte:

"Pretender que sean los demás los que terminen de escribir lo que uno apenas ha bosquejado, es un poco irrespetuoso a mi entender"

¿Qué más se puede añadir?

Un saludo.

mangeles dijo...

Se entiende todo, todo, todo.

¿Sábe? yo los escritos y poemas que me gustan, de los blogs,me los copio a mano.Ahora existen unos preciosos cuadernos con tapas de colores y dibujos. Tengo uno muy bonito, en color ocre-amarillo, de Van Gogh, donde copio sus escritos, y los poemas de In-sanity, y algunos cuentos de PATO.

Entonces...cuando copio...cuando voy escribiendo lo que Vds. han escrito, es cuando mejor y más dentro me llega lo que han escrito. Es cuando LO APRENDO.

Me ha encantado. Un beso. Feliz semana.

Margot dijo...

Plas, plas, rantoncillo muá!

Y sabe que más? cuidar la forma de decir tanto como lo dicho es cuidar a quien posará los ojos en algo escrito por nosotros... sólo por eso merece el esfuerzo, no cree?

Besos encantados y ortográficos ellos!

María Jesús Lamora dijo...

Querido amigo: Permítame que le haga una pequeña observación.
En el texto que usted ha escrito ha cometido alguna falta de ortografía.
Lo digo con una sonrisa, créame.
Respecto al gran Pessoa, qué decir. Totalmente a sus pies me rindo.

mangeles dijo...

Ya lo tengo. Lo tengo en mi cuaderno...ya se puede poner tonto el servidor de goglee.

Ha probado a "leer en voz alta", intentar que las palabras suenen acompasadas y con sentimiento y sentido (pero no demasiado)...

Un día decidí pensar en alto...y me gusta un montón. No es lo mismo leer con el pensamiento, que con la voz...como no es lo mismo hablar con la palabra hablada, que con la escrita, como aquí...si no lo ha probado ... pruebe a leer en voz alta los escritos que le gustan...mola un montón.

Besos...es estupendo.

Voy a buscar la falta de ortografía que dice maría jesús lamora...pero no creo que la encuentre jjeee

Besos amigo.

mangeles dijo...

Mi corrector de texto, dice que está mal "setentaicinco" pero no dá opciones...yo siempre pongo setanta y cinco, pero creo que ambas formas son correctas...voy a verlo en el diccionario (de papel)...Y dice Pessoa...pero en lo que yo sé..se escribe así...y luego "bloguero"...esa también es una duda para mí..no tanto como la de blogs o bloguers...pero tengo que cenar un día de estos con mis compañeros de inglés y saldré de la duda.

A ver si María Jesús Lamora nos saca de dudas.

Rebesos (palabro inexistente seguro)

nacho dijo...

Cuidar la ortografía es, además, un viaje “lleno de aventuras y conocimientos”. Quien cuida la ortografía, demuestra una actitud de respeto a sus lectores y se inicia en el camino de forjar un estilo propio. Porque, como dijera el arquitecto Jean Nouvel, el “estilo es la actitud”.

Luna dijo...

¿Eztá zeguro?

Zaludoz

calimatias dijo...

Apreciado Lenguaraz: con esos amigos es difícil rebatirle. Pessoa me hizo viajar por los caminos de Portugal hace dos veranos. Mi cargamento de sueños eran sus libros, también el del desasosiego, y mi mujer, pobrecita ella, me escuchaba recitar sus poemas hasta que le cogió gusto y me arrebató los libros. De uno en uno, con lo que afortunadamente hubo para los dos.
A lo que importa. Nadie, en su sano juicio puede estar en contra de sus opiniones; menos aún cuando usted las expresa de manera tan poética.Dicen que el estilo es el hombre, y algo de cierto debe haber en eso. No lo había dicho antes pero sus textos son tan precisos, guardan siempre el equilibrio justo entre forma y fondo. Incluso alcanzan siempre la extensión necesaria. No hay de más. Usted Prefiere sugerir a decir, salvo que el tema sea militante y no ofrezca esas posibilidades. En sus textos no sobra nada. Borges aludía al hecho de su escritura breve: ¿para qué escribir 300 páginas si lo abarco todo en cinco o diez?
Volviendo a la necesidad de aunar fondo y forma en un todo indisoluble, la realidad es que los auténticos héroes de la escritura son los correctores de pruebas. García Márquez comete faltas a mansalva. Él mismo lo declara entre risas. Es de suponer que siendo uno de los que han pretendido simplificar las normas ortográficas, esto le tenga sin cuidado. Pero luego coges uno de sus textos y se te hace la boca agua por el dominio que tiene del lenguaje.
Pienso en la fe de erratas de los libros que, por supuesto, es dolorosamente divertida cuando atañe a la expresión. Basta que pensemos en nosotros mismos, lectores, cuando pillamos gazapos de a cien. En mi caso los subrayo y los doy a comer a ilustres compañeros que se ríen pero no se sorprenden. Hablo de libros editados, de gente solvente. Entonces, ¿qué pasa? Que también al corrector se le ha ido la mano.
No creo que nadie deposite sus limitaciones ortográficas a voluntad, salvo que sea un ejercicio de estilo, un motivo necesario al propio texto.
Cortázar en Rayuela juega muchas veces esa parodia. Vargas Llosa lo lleva a “La casa verde” y qué decir de Joyce con su Ulises o Finnegan wolke.
La buena literatura es, ante todo, ritmo,cadencia para poder perderse embelesado en otro ser humano, como bien dice usted. Pero el universo de los signos de puntuación es espinoso y permite muchas veces la elección. De las tildes cristianas no hablo. Me paso en esas trincheras guerras enteras esperando que el enemigo ataque, buscando formas de aproximarme a él para firmar un armisticio.
Nosotros, escribidores a fin de cuentas, tenemos el beneficio de la duda. Cuanto más conoces del asunto más te afecta, pero yo prefiero no perder una página salvaje de un inspirado alumno por el hecho cierto de su ramplonería sintáctica. Me acuerdo muy mucho de mis comienzos. Si hubiera desistido por mi orfandad gramatical, creo que me hubiera perdido algo.
Lo sé, lo sé. Todo esto hay que cogerlo con papel de fumar. Estoy con usted en la necesidad de pulcritud, de huir de las anfibologías innecesarias, de tomarse tiempo antes de lanzarse a la cara de otros con un trabajo deplorable que tienen casi que suplir con su paciencia y buena voluntad.
En mi caso, siempre reivindico la hora del lector. Creo firmemente que cuando un texto sale de nosotros ya nunca más regresa, pertenece al lector y éste, si lo considera oportuno, nos lo dejará ver de nuevo en sus opiniones o impresiones, pero nunca más será el mismo texto. Ése no lo recuperamos en absoluto.
No crea que no me doy cuenta de su argumento fundamental: si puede hacerse mejor, ¿por qué hacerlo peor? Si puede hacerse música, ¿por qué conformarse con ruido? Si puede degustarse el vino, ¿por qué tragarlo sin más? Reivindica esfuerzos, concentración, cierto orgullo propio. No dejar a los demás lo que nos toca a nosotros.
Y puestos a crear bibliografía aporto estos tres nombres: “El último lector” (Ricardo Piglia) Anagrama.
“El ángel literario” (Eduardo Halfon) Anagrama. “Manual del español correcto” (Lorenzo Gómez Torrego.) 2 volúmenes, Arco Libros SA
Me alegra el tema que ha elegido.

Frabisa dijo...

“La fuerza, sin la destreza, es una simple masa” una frase muy propia de un mago de las palabras como Pessoa.
Me ha encantado lo que dices porque me ha pasado tantas veces como otras tantas me he enfadado con el escritor de turno. El exceso de giros, el barroquismo gratuito parecen querer inventar una marca personal en algunos escritores con el consiguiente desagrado de sus lectores Como bien dices, no hay mejor literatura que la cercana, que la que supone un placer leer y no un esfuerzo.

Un beso

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

Lenguaraz yo me siento muy identificada con lo que has escrito en este post y ahora utilizo, lo que tu me aconsejaste ,no se donde van las comas, ni los puntos, ni que es con v o con b ,todo el mundo no tiene la suerte de ha ver estudiado, yo no he tenido la oportunidad de hacerlo, ya que con 11 años estaba trabajando, antes no era como ahora, no me da vergüenza de decirlo, cada uno tiene una circunstancia en su vida y cada cual hace lo que puede ,lo que si te digo y de eso estoy muy orgullosa es que me gusta leer y escribir y lo hago como se pero lo que escribo sale desde el fondo de mi alma, me da mucha pena que personas como tu con tanta cultura y comprendo que lo pase mal cuando lee algo y se encuentra con faltas de ortografía, Pero se un poquito benévolo con las personas que cometemos estos errores .Te dejo un abraso sincero

Gatot dijo...

creo que nadie dudará del acierto y la verdad de tus palabras, lenguaraz; abres muchos frentes, dejas muchas ideas en el aire cibernáutico...

quiero entender que hablas de comunicación fluida, de convenciones lingüísticas aceptadas para hacer fluida esa comunicación...

coincido en ese aspecto contigo.

¿para cuándo unas oras de literatura oral saboreando, por ejemplo, unos Costers del Segre?

¡besos y lametazos literarios!

azofaifa! dijo...

Pues que además de que tiene usted más razón que un santo, resulta que lo ha dicho tan bonito que no me queda otra que quitarme el sombrero y reverenciarle, por enésima vez.

Adorable estilo el suyo, es un gustazo venir a verle siempre.

Un beso bien grande.

Aprendiza de risas dijo...

A mí me pasa un poquito lo que tú describes, aunque no lo llevo a extremo. Como profe de letras, tengo una inclinación a la corrección (deformación profesional, de hecho corrijo poemarios a una amiga escritora).

¿Leiste El ensayo sobre la ceguera, de Saramago? Me costó habituarme a leer este libro que carece de puntos. Tan sólo el indicativo de palabra con mayúscula indica que cambia el autor de frase. Para mi gusto, un esnobismo como otro cualquiera.

Y aprovechando este espacio tuyo, avisar de una falta de ortografía que veo habitualmente en las blogs y que me hace daño a la vista:
- Después de los signos de interrogación y exclamación no hay que poner punto (Sirve de punto el propio de los signos mencionados)

Besos, mister perfeccionista, ;)

Trenzas dijo...

El dedo en la llaga. Una puntuación deficiente puede confundir al lector y una mala ortografía hacerte perder el hilo de la lectura.
Y sin embargo, por lo que a puntuación se refiere, en los muchos fragmentos de textos que llevo transcritos en Trenzas y Geranios, todos ellos de autores más que celebrados, el orden y concierto de puntos y comas, por no ir más allá, brilla por su ausencia. Si es al escritor, al traductor o al corrector a quien hay que imputarle el desaguisado, lo ignoro.

Este medio se presta a todo y, como siempre, quien desee mejorar lo hará y quien no lo crea necesario, pues no.
Y otra cosa será la forma de contar de cada uno.
Un tema que da para mucho.
Un abrazo grande, amigo mío.

lola dijo...

Es muy cierto lo que planteas, el español, es un idioma rico y cada vez se enriquece más, toca a los hispanoparlantes no arruinar tan hermosa lengua,

ybris dijo...

De acuerdo en todo, sabio amigo Lenguaras.
Uno lee páginas por aquí y por allí y quiere encontrar soltura, comprensión y belleza, no tropezones.

Un abrazo.

pau dijo...

Pienso que debe ser el escritor el responsable de su obra. No puedo imaginar un escritor que no repase su libro antes de ser editado.
Lo que sí me he fijado es que hay escritores que utilizan muchas comas y puntos, en cambio otros los utilizan bastante menos. Me pregunto si tanto lo uno como lo otro son acertados, si son estilos diferentes o múltiples maneras de entender la gramática. Por mi parte entiendo la intención de sus escritos perfectamente.
Hace bien poco leí, por pedagogía y gracias al consejo de una amiga escritora, "La orgía perpetua" de Vargas LLosa; ni qué decir tiene que me encantó su prosa, la manera de describir y la riqueza de su escritura. No comparto el exceso de simplicidad y justeza de otros escritores. Pienso que hay instantes en que el escritor, si quiere destacar una idea sobre otras de parejas, debe enriquecer su descripción utilizando más palabras de las, "en principio" necesarias; sin embargo me sorprendió el hecho que algunas páginas estuvieran escritas con profusión de comas y otras con escasez de ellas, como también que entre capítulos se apreciaran estilos sensiblemente distintos.
No es el único. Esos días estaba releyendo un libro de Le Carre, que, todo hay que decirlo, su traductor es fantástico, y pasaba lo mismo.
¿Qué sucede?
¿Es que un libro es repasado y traducido por más de una persona, escrito por más de un escritor?

Un saludo.

Sirena Varada dijo...

Hay cosas que no se pueden decir, ni siquiera con tacto, porque son agresivamente gratuitas. No me estoy refiriendo a lo que escribes en esta entrada, sino a las que me habría gustado escribir a mí a propósito de lo que dices.

Una ola de

mangeles dijo...

D. CARLOS....¡NO TENGO PALABRAS!...

MEJOR EL LENGUAJE NO VERBAL...IMAGINE...IMAGINE...MI COMENTARIO HACIA VD.



-----------------------------------
SR. LENGUARAZ...me he buscado UN LIBRO DE ORTOGRAFÍA PRÁCTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA....cuando me lo estudie...ufff..ya verá.

Por cierto, me podría hacer un favor...no sé para que pregunto, si sé que lo me lo hará...jeje..mire no puedo entrar a leer a DELIRIUM..digala que me deje entrar...GRACIAS...BESOS...

Luna dijo...

A mi me parece bien.
Se lo agradezco e intentaré corregirme.

Saludos

DELIRIUMTREMENDS dijo...

No soy yo, la mas acertada para contestar a su mensaje, porque a veces, voy tan acelerada, que suele ser mi estado normal, que me puedo comer una coma, una letra, o invertir el orden de estas. Pero siempre me queda, el gusto ese final, la esencia de lo leido, mas allá de comas que no existen puestas donde a uno le da, mas allá de estructuras gramaticales violadas, mas allá de todo eso. Cuando leo, sí me incomodan como a ud ciertas licencias no aptas para todos los ojos que las comtemplan, también me incomodan palabras que no van en su justo lugar, o incluso, textos perfectamente escritos ortográficamente, pero vacíos como las personas que los sostienen.
No creo que todos tengamos la culpa de ser a veces un poco atolondrados, de ser quizás demasiado simultáneos y no corregir un texto, o incluso, de olvidar comas, acentos.. creo que lo importante está dentro, y lo demás, pues es una putada, y cuesta mas el leerlo, pero vale la pena a veces.
Un besazo, le veo a ud muy severo... no todo son alumnos aventajados, le recuerdo... ni con la cabeza tan bien amueblada como ud, mazizorro, que es que ud va muy bien surtido de azotea...
Y bueno, esperando no haya dejado muchas faltas de ortografía, o comas indebidas, o lo que sea... me dspido dejándole un besazo, y oiga, que a mi me parece que aún admirando a Pessoa, esta vez no le voy a dar la razón.

Ana R dijo...

Todos cometemos alguna falta,sin duda.Pero tiene usted toda la razón, la escritura es expresividad , merece un respeto y ser minuciosamente revisada para que las frases tengan un sentido correcto a la idea del autor .Otra cosa es lo que el lector interprete,luego,en contexto, claro.

Un chapeau por usted.

Saludos

Lucía dijo...

Me quito el sombrero Sr. Lenguaraz, donde esté un texto bien puntuado que se quite todo lo demás, tiene usted toda la razón del mundo. Ya no hablemos de las faltas de ortografía y la omisión de acentos, son un dolor para la vista.
Cuando inicié el blog lo primero que hice fue poner el diccionario de la Real Academia a mi derecha, al lado del ratón, desde el Día del Libro lo he cambiado por el María Moliner. Pesa una tonelada pero es un placer consultarlo.
Un abrazo.

Maritza dijo...

Realmente es un gran compromiso, hay tantas cosas en juego, a veces me asusta.
Celebro su preocupación, por mi parte lo seguiré intentando, quiero servir y servirme.

Arcángel Mirón dijo...

La gramática correcta es una matemática necesaria.

Y vos aparecés cada tanto, más espaciado de lo que me gustaría. Si fuera por mí, vos andarías por estos parajes dos o tres veces por semana. Pero no puedo exigirte que termines de escribir lo que apenas he bosquejado.

Te abrazo fuerte.

La Gata Coqueta dijo...

Hola¡¡ buenas tardes,hoy el pots es bueno como en anteriores ocasiones.

Pero, me parece que hoy es un poco respondon ¿Es así, o no?.

Te doy toda la razón por que si la tienes.

En lo que me pudiese afectar, te comento; si en algún momento no he estado a tu altura disculpame.

Hasta siempre.

Laluz dijo...

Ud tiene elegancia y destreza, como cuando galopa en su caballo por el desierto.
Le mando un beso, uno de mi colección de preferidos

Dédalus dijo...

¿Me dejas que firme este estupendo artículo a tu lado? ¡Cómo lo suscribo! Gracias, Abel; sabía que dejarías que fuera también un poco mío.

Un abrazo.

L.A dijo...

tan pero tan cierto lo que dice! escritos mal escritos, sucios, ilegibles, que te dan unas ganas de hacer cualquier otra cosa menos de seguir leyendo.
y están esos escritos que enamoran, que seducen, que invitan y que te dejan con ganas de más...
en pro de estos últimos especímenes vaya toda mi energía.
como ud, mi queridísimo Lenguas que me provoca los más deliciosos placeres cada vez que leo su prodigiosa pluma.

bexóticos!

Raquel Fernández dijo...

Me gustó mucho tu reflexión. Se aplica especialmente a la poesía, donde muchas veces se cae en la falacia de creer que, cuanto más hermético es un texto, cuanto menos comprensible, mejor es. Yo creo que se puede hacer un buen uso del lenguaje poético sin dejar de lado la claridad. Para escribir hay que tener algo que decir. Y si uno tiene algo que decir, debe buscar que se entienda.
Un placer pasar por acá.
Cariños.

Raquel Fernández dijo...

Y con respecto a los horrores gramaticales... soy maestra. Así que también estoy absolutamente de acuerdo.
Un beso.

mangeles dijo...

Sr. Lúzbel Guerrero..está vd. lento,lento, lento..ni con la Biagrillla, tiene Vd. solución...se siente ....PLIÑÑÑÑÑÑ

TOMA ,,,,,

Fabio dijo...

Consideraciones gramticales aparte... y dejando las cuestiones formales y de contenido... es cierto que un bloguero no es un periodista, ni un doctorado en letras... utilizo siempre que puedo y tebgo dudas el corrector de texto... prefiero no adoptar modismos del tipo mensaje por móvil: ke kedan cmo lculo...
Buen post, un placer como siempre!
saludetes

JENNY dijo...

Sr. Lenguaraz, en verdad tiene usted la razón pero por circunstancias de la vida no todos tienen o tenemos la sapiencia que usted tiene, quizá en ocasiones cueste un poco o un mucho de trabajo el leer algunos textos escritos por alguien, mas en particular yo disfruto de la convivencia por medio de la red y no tanto de ver que tantos errores ortográficos se han cometido en el escrito. Es mi humilde opinión acerca de su acertada entrada.

¡Un saludo!


Un saludo!

Rocío dijo...

Le copio un párrafo de un libro que me ha impactado (La elegancia del erizo):

Yo en cambio creo que la gramática es una vía de acceso a la belleza. Cuando hablas, lees o escribes, sabes muy bien si has hecho una frase bonita, o si estás leyendo una. Eres capaz de reconocer una expresión elegante o un buen estilo. Pero cuando se estudia gramática, se accede a otra dimensión de la belleza de la lengua. Hacer gramática es observar las entrañas de la lengua, ver cómo está hecha por dentro, verla desnuda, por así decirlo.

Usted crea belleza al escribir. Da gusto leerle.

Insanity dijo...

"Aló? Lenguaraz de tu capa un sayo? Estás por allí?
Ésta es una gravación, si querés dejar algún mensaje, podés hacerlo después de la señal; de lo contrario llamáme en otro momento"
Mirá, prestá atención, tus textos son políticamente correctos desde el punto de vista gramatical; mas son en primer, lugar para mi, mimosos, graciosos, sutiles y buenazos (como decimos desde este lado del charco).
En España mis amigos se mueren de risa cuando me "oyen". Les digo "entendés?", "querés", "tomá", "vení", "reíte", y ya está :).
Y ell@s, me encantan con sus "Ve tu, anda, eres maja, apúrate)soy muy demorona), etc, etc, etc. Y ya está.
Resumiendo, nos entendemos, compañero.
Resumiendo II, no me hagan hablar, pq me va a doler la panza de la risa y a ustedes tbn.
Te felicito por este texto, "está de más" (o sea, excelente)y hacéme (hazme) el favor de escribir más seguido, ok?.
Un abrazo y una sinrisa de oreja a oreja para ti y para to2 los Amigos que te visitan por quien eres y no por lo que queremos que seas para nosotros.
Muito obrigado, mercí y tenquiu por esa carita que estás poniendo mientras terminás de leerme.
Te quiero muchito y aprendo mucho con vos (y con todit@s por aquí y por allí).
Mirá, yo me quedo todo el tiempo del mundo mientras me siento en casita (como en la tuya), si no me sacás corriendo después de mi sincero y cariñoso comentario, a pesar de que estoy corriendo el riesgo de que a vos y a los demás les duela los ojitos después de leerme hoy.
Hasta pronto, más que un nombre :), Hombre.

In Sa Ni Ty

Insanity dijo...

A chupar un jugo suavemente, probarlo y catarlo; a libar, pues.
Un abrazo y felicidades, Lenguaraz.

In

Francis G. Weimberg dijo...

Ante un texto tan brillante, acertado e impecable, lo mejor sería callar. Callar y otorgar toda la razón. Es lamentable andar de ronda por este mundo de los escritos, y tropezar continuamente con la vasta incultura que nos rodea, con ese analfabetismo funcional que unos excusan en la rápidez, otros en el olvido y los más osados en la frivolidad.
Obviamente a un texto no lo hace interesante el hecho de estar correctamente escrito, pero en cambio puede llegar a perder todo su atractivo, si la puntuación no es la debida, si de las comas se abusa, si las faltas de ortografía lo decoran...
Afortunadamente la basura es necesaria y la imprudencia imprescindible, aunque solo sea para disfrutar doblemente cuando se topa uno con un artículo como el suyo.
Saludos.

30سيلفيا دي ماس dijo...

Ya entendi el por que dejo de visitar mi casita de sololoi !!
perdone mis horrores si??

Naty dijo...

Rotundas verdades (lo que dicen tú y Pessoa)... Ojalá ser un poquito más que una "simple masa".

Gatot_X dijo...

- "Te deseo, un buen viaje sería lo más apropiado"

-"Te deseo un buen viaje, sería lo más apropiado"

y, todavía:

-"Te deseo un buen viaje sería lo más apropiado"

Comas o no comas, no te comas las comas.

petons i llepades!
¡besos y lenguatazos!

Marcelo dijo...

Yendo de aquí para allá, me encontré estos útiles consejos
Un saludo y gracias

Gatot_X dijo...

bueeeeenoooo.... ya creía haberme comido la lengua de todos los comentaristas!

¡por Dios y por Lucifer, que susto!

Si sólo era una frase de ejemplo de cómo cambia el sentido poner la coma en un sitio u otro, eh?

:)

mangeles dijo...

(Pliññññ)

lemoinestar dijo...

Comparto lo que dice, Sr. de la cara oculta, aunque no siempre lo practique, entre otras cosas porque escribir con una total corrección es muy laborioso y yo soy demasiado inquieta para pasarme mucho tiempo repasando el mismo texto, sobretodo si es en los comentarios en los blogs que suelo leer. Tal vez porque no exijo a los demás lo que no practico, disculpo muchos de los errores que puedo llegar a encontrarme.

Reconozco que la lectura es mucho más agradable cuando está correctamente puntuada y bien escrita en los aspectos formales, pero si tengo que elegir entre el fondo y la forma, me quedo definitivamente con el fondo, algo que en estos tiempos, y en muchos otros aspectos además de en la escritura, no está de moda.

Usted es de los que cuida ambos aspectos. Besos desvelados una vez más.

Ginebra dijo...

Vaya, había dejado un comentario y no ha aparecido. Una lástima porque éste es uno de los temas que más me interesan.

el nombre... dijo...

El lenguaje es una estructura, aunque algunos pretendan dejar de lado ese "detalle". Considerándolo como tal, por definición, los elementos significantes (palabras, pausas, etc.) no valen en sí mismos, sino por la relación que mantienen con el resto de los elementos que conforman esa estructura.
Y eso también se relaciona con la polisemia de los significantes.
Por eso, su post es muy pertinente. Parece que últimamente, los seres humanos, des-hablamos el lenguaje, en lugar de construirlo...
Para ponerlo en un ejemplo...

"Te ECHO de mi casa".
"Te he HECHO daño".

Excelente observación.
El lenguaje es nuestro mejor y más noble instrumento.
Lo que nos diferencia de los animales.
¡No seamos "animales"! Hablemos, y escribamos lo mejor que podamos, please!

Ginebra dijo...

A ver ahora. Escribir (entendiendo escribir como algo más allá de juntar letras para establecer una mera comunicación de orden práctico) no está al alcance de todos, por más que la utilización de Internet esté contribuyendo a fomentar la creencia contraria. Estos tiempos, en los que cualquiera se cree escritor y (lo que es mucho peor) también cualquiera puede difundir textos malísimos y además verse jaleado y alabado por un coro de admiradores sin criterio literario, no son buenos para la lengua (cualquiera de ellas, que esto pasa en todo el mundo).
En cuanto a los profesionales, hay que exigirles no un mínimo sino unos niveles altos de calidad, y no creo que eso tenga discusión.
Sobre los correctores... merecen debate aparte, los pobres.

mangeles dijo...

Oiga INNOMBRABLE...lleva Vd. dos POST SIN APARECER...¿le parece ni medio bien, abandonar al Sr. del Desierto y todos nosotros? ¿quiere mi alma?...ya sabemos que Vd. pone alguna falta que otra...y que por supuesto jamás reza...pero eso no es para que desaparezca por dos post...CONFIESO QUE LE ECHO DE MENOS...BESITOS INNOMBRABLE (UFFF que me quemo coño)

Ana dijo...

Sr. Lenguaraz:
Imagino que la mayoría de los llamados blogueros intentamos escribir textos correctamente en cuanto a ortografía y gramática se refiere. Otra cosa es la maestría de las palabras, el dominio de la técnica literaria. Ser capaz de subyugar al lector, de ofrecerle algo que no imaginaba que pudiese contarse así. Eso, amigo mío, es un don que no todo bloguero tiene. Es algo que se busca en los pozos de la sabiduría ajena, leyendo mucho a autores renombrados, haciendo promesas de mejora a seres tan especiales como la Sra. Ning..promesas que a veces no se cumplen y que luego duele recordar que las hicimos. Cuando he leído este post, recordé mi promesa y hago contricción y enmienda.
Saludos efusivos y admirados por su destreza escritora.

Marichu dijo...

Humildemente, quiero regalarle algo, cuando pueda, pasaría usted por mi blog..?

Saludos

mangeles dijo...

¿Hace un pactito Sr. Innombrable?

Isa S.B dijo...

Totalmente de acuerdo contigo con el gran Pessoa.
Un abrazo.

d2 dijo...

Algunas veces me encanta saborear el vino, y deleitarme descubriendo nuevos sabores y aromas, supongo que está bien, y casi seguro que es mejor que cuando simplemente lo trago para aplacar la sed, o cuando lo bebo convertido en horrible sangría… Pero siempre lo disfruto, de diferente forma, pero siempre es muchísimo mejor que su ausencia… Por eso yo no digo como se debe beber, ni si se debe saborearse o no. Bebo lo que quiero y cuando quiero, y si el vino no me gusta, o no disfruto… no lo bebo.

Saludos cordiales.

alma dijo...

NO SÓLO LA LLUVIA MOJA
MI RASTRO ABUNDA EN MIELES
LA LIBA ME DEJA SECA
Y PIERDO LA APUESTA CONMIGO MESMA
¿DÓNDE DIJO QUE IBA
AL CRUZAR LA PUERTA?
NO OLVIDES NIÑO

Iruna dijo...

puede ser delicioso (leer, escribir, vivir, libar) sin resbalar, sin tropezar... pero también resbalando y tropezando, a veces (no importa cuántas... algunas) podemos saborear cada letra, cada palabra... como cada sentimiento

a menudo escribo-leo-vivo-libo con la dificultad de comprender lo que alguien debe estar queriendo expresar... en cambio, también me pasa que al expresarme muchas veces lo hago casi sin pensar, como impulsivamente, sin atender a que resulte comprensible...

no siempre cuando escribimos, tampoco siempre cuando leemos, confiamos en poder comunicarnos

sin embargo, cuando nos encontramos con alguien (también con nosotros mismos), cuanta más claridad procuramos buscar (tanto al escribir como al leer, tanto al hablar como al escuchar), más posibilidades tenemos de si no entendernos por lo menos tener la sensación de que lo intentamos

qué poco te escribo... pero sabes que te quiero

Rocío dijo...

No tarde mucho más en escribir...

mangeles dijo...

¿dónde anda?

Prado dijo...

De acuerdo. Es una suerte de esgrima intelectual, plantear una idea. En términos dialécticos, me refiero. Salúdole, en pleno retorno a este universo informático.

JENNY dijo...

Estimado lenguaraz, tengo un obsequio para usted en mi blog. Espero le guste. Un respetuoso saludo.

mangeles dijo...

¡¡¡ESTOY PREOCUPADA POR VD.SR LENGUARAZ QUE LO SEPA¡¡¡


Sr."innombrable" si nos dá pistas de donde anda "el pulgas" le REGALO MI ALMA....palabrita del niño Jesús.

argamenon dijo...

¿Usted también? ¡Imposible! Esto ya no sería lo mismo.

fabi barria dijo...

Es muy cierto lo que dices, y quizas el peor error es la prisa, o la falta de una lectura posterior para corregir errores ya sean ortograficos o de redaccion. Padezco dia a dia la lucha, con mi teclado, que no tiene acentos, ni la letra "enie". Y tampoco tengo un diccionario autocorrector en espanol en mi computadora, porque el sistema es en ingles y en chino. Y de verdad, reconozco, con una mano en el corazon, que es absoluta desidia, y que "ya" deberia modificar esto, para darle mas calidad a mi vida.
Hoy pude abrir el blog, desde mi casa en China, y esto se podria decir que es un milagro, y que ojala dure mucho tiempo.
Me puse a leer todo y con este ultimo texto, la verdad me dio culpa.
Solo queria dejarte un abrazo!

Aprendiza de risas dijo...

Te juro por las bragas de Mafalda, que ya hemos aprendido a escribir con pulcritud y corrección.
Haga el favor de dejar la vagancia y póngase manos a la pluma.

Besos y besos,

PD: Feliz verano y felices vacaciones.

zel dijo...

Señor Lenguaraz, que llevamos muchos días sin poder disfrutar de sus geniales textos...Por favor, haga algo para remediar tamaño infortunio, no es bueno para mi alma, le echo de menos!

Ana dijo...

Solamente pasé a dejar un saludo.
Cuídese.