23/8/07

Hablar, reír y dar besos




Darwin no sólo se dedicaba a contradecir a la Santa Madre Iglesia, su vida era una perenne investigación multidisciplinar, que le llevó a los terrenos de la sociología y la psicología en su: "Expressions of the emotions in man and animals" de 1872.
En uno de sus viajes (lamento no poder precisar algo más) se enfrascó en una conversación con un niño de cinco años, habitante de una remota isla. En un momento le preguntó al pequeño aborigen, acerca de lo que pensaba él que era la felicidad; el niño no tuvo que pensar siquiera su respuesta, y le soltó, con una sonrisa luminosa: "Hablar, reír y dar besos".
Es curioso como, gracias al soberbio grado de comunicación, que entre todos hemos forjado, he podido ser educado en tan delicada cuestión, por un ignoto churumbel, tan alejado de la cultura occidental.
Somos primates, por mal que le pese a los que tienen montado el chiringo, en la insostenible ficción de nuestro origen divino; y como monitos, tenemos una tendencia clara a agruparnos, y recibir de esta circunstancia, el regalo, que a una mente sólo ocupada en lo importante, le da la idea de seguridad, y la promesa de afectos y placeres.
He podido, tras asimilar la doctrina de aquel travieso sabio atolondrado, darme cuenta de que ahí , precisamente, reside la felicidad.
¡Soy feliz, soy un hombre feliz!, y no quiero que me perdonen los muertos de mi felicidad, quiero que se alegren conmigo, por haber llegado.
He conseguido un lugar donde estar cómodo, rodeado de todo lo que me place, y os tengo a vosotros, que me acicaláis, que me acariciáis con vuestras palabras e ingenio, y al escribiros, yo también os miro a los ojos, os acaricio. Nos despiojamos mutuamente de esas sensación de precariedad emocional, que es la verdadera pandemia de nuestros días; llenamos nuestras horas así de un contacto con nuestros pares, reuniendo a la manada con un clic de ratón.
Río con la mejor de las risas, acoxegado por vuestras ocurrencias, y en mi oasis en Habib-El-Anuri, están todos los besos, bajo un perpetuo cielo estrellado, y una media luna polvorienta, que sonríe cómplice.
No hay en ninguna posesión, algo que pueda equipararse a estos tesoros accesibles, renegad de todo aquello que os aleje de la posibilidad de ser felices, quebrad las ramas del viejo árbol si os place un nido con vistas, a otros ojos, a otras manos que acariciar en palabras. Hablad, reíd, dad besos.

50 comentarios:

Evinchi dijo...

Fíjate, eso que dijo el niño pienso yo de la vida en pareja:

Hablar, reír y dar besos- (bueno, de cuando en vez algo de ritmo marital, no solo de besos vive el hombre, o la mujer) ;)

Buen post.

Naty dijo...

Esos sabios enanos, que solo saben decir verdades (con una simplicidad que roza la fantasía famosa de que "es demasiado bueno para ser cierto")... Pero sí que lo es... Soy feliz: hablo, río y doy besos (trascendiendo espacios y distancias)... Besitos Lenguaraz (me sigo mirando en tus ojos :)

Entre mareas dijo...

Pero qué listos son los niños!
Con su sabiduria clara, sin contaminar.
Su felicidad nueva y libre para disfrutar sin tropiezos ni malas experiencias que la enturbien.
Aspiro a ser siempre feliz en la sencillez, con unos fuertes cimientos hechos de risas, besos, palabras y caricias para el alma(y el cuerpo,claro).


Un abrazo,besos,risas y palabras.

Iruna dijo...

abu harib...
háblame, ríete, bésame... déjame hablarte, reirme, besarte...
darwin tal vez se olvidó de transcribir el verbo abrazar, pero tú lo has retratado en este abrazo fuerte de churumbeles.
entre hojas verdes y sábanas suaves, semillas y tierra, "un perpetuo cielo estrellado... y una luna... mmmhhh... ¡polvorienta!"

Lucía dijo...

Sr. Lenguaraz, le dejo mis palabras, mis risas y mis besos.
Disfrute.

Irene dijo...

lenguaraz, pasé aquí y me encontré con esta perla de sabiduría.

Me hizo recordar aquella frase célebre:
"Si no sois como niños no entraréis en el Reino de Dios" xDD No es que crea en nada de eso pero siempre tengo en cuenta a los niños, a los animales, a lo que me rodea, para aprender más sobre mí misma...y hablo mucho, río bastante...en cuanto a los besos...estoy todo el día soñando con darlos. Besos de amor, de ternura, de cariño,apasionados, besos sin fin..
En fin, que para ser feliz se necesita bien poco.

e-catarsis dijo...

Una afirmación valiente lenguaraz.
Permítame que le deje una enorme sonrisa, de esas de niño, de las de verdad, de las de cuerpo entero, de las que se te escapan sin querer...de esas que no llevan más que la intención de un regaalo
...ahí va :)

peregrina dijo...

Uno de los verdaderos secretos para ser feliz es aprender a dar sin esperar nada a cambio. Las leyes de la energía y la justicia te devolverán con creces lo que des. Si das odio, recibirás odio tarde o temprano, pero si das amor, recibirás multiplicado
ese amor. Quien ama de verdad da todo de sí por hacer feliz a su amado. Sólo el que aprende a dar
desinteresadamente, está en camino de descubrir la verdadera felicidad.

"Y si esto fuera poco
tengo mis versos que poco a poco
muelo y rehago habitando el tiempo
como le cuadra a un hombre despierto"
Besos, tengo un invetario de ellos.

mandarina azul dijo...

Y también hace feliz escuchar, hacer reír y recibir besos.
Además, las tres cosas... ¡se pueden hacer de tantas maneras...!
:)

Trenzas dijo...

Darwin era un genio, pero más sabios aún eran esos niños :)
Lo que no tiene nada de raro, por otra parte. Deberíamos estar más dispuestos a escuchar los consejos de los niños en cuanto se refiere al disfrute de las cosas sencillas y naturales que no necesitan de fórmulas matemáticas ni sesudas tesis para darse.
Los adultos, o pedimos permiso para todo, o nos pasamos de brutos.
O de listos.
Un beso, Lenguaraz.

fabi barria dijo...

La comunicacion nos permite entablar verdaderos vinculos, esos que nos dan seguridad y nos hacen fuertes, esos que nos hacen felices ...

Tamaruca dijo...

Uhm... Y muchas cosas más... Este niño de cinco años apunta buenas maneras para seguir descubriéndolas.

Mi niña de cinco años descubrió enseguida la felicidad del contacto con la naturaleza, de los cuadernos en blanco, de los mundos dentro de los libros, de la vibración con una melodía... Y me ha contado que todavía sigue descubriendo cosas...

:)

El lenguaraz dijo...

Manténganos informados Tam, seguro que aprendenos algo valioso

Viuda de Tantamount dijo...

Si...si...., sigo el discurso, tiene razón,...

Pero queda cojo en algún sitio.
Creo que necesitamos más.

De lo que no estoy segura es de qué...


B x C

El lenguaraz dijo...

Sé de lo que habla madame; hoy por ejemplo, me levanté con la absoluta certeza de que había llegado el momento. De haber sabido de qué, habría sido una convicción muy útil.

MALEFICABOVARI dijo...

Sorry, pero aunque esos niños sepan demasiado, y sean pureza, y fuente inagotable de sueños, tienen una idea de la felicidad que no es factible para los que ya manejamos números, alquileres, hijos, etc. Yo puedo hablar, reír, y besar, pero también tengo que hacer frente a un montón de cosas, que esos niños no saben ni que existen. Si realmente tuviera que contestar que es la felicidad, mas bien diría, que es mirarse al espejo, y sentirse libre, limpio, y en paz consigo mismo, y de ahí a mover montañas, por supuesto¡
Es una bonita lección... pero a mi no me vale, será quizás porque ya no creo en quimeras imposibles, y lo de ser feliz a costa de esas tres únicas cosas, a mi me resulta una quimera.
De todas maneras, y una vez mas, estos niños nos dejan a la altura del betún por no tener un ápice de contaminación en sus venas, esas que nosotros, por la vida, o por la mierda que sea, sí tenemos ya contaminadas. Unos en menor grado, otros en mayor.
Un beso,
Male

El lenguaraz dijo...

Creo que lo ha tomado demasiado al pié de la letra madame Bovary, yo contaba con que se apreciaría la intención de dejar claro, que la felicidad reside en cosas a nuestro alcance. Le aseguro que pago bastantes más facturas que Ud, y que sé que no vivimos en Disneylandia; los niños, a su vez también tienen preocupaciones que Ud. ya ha olvidado. Si, creo que para Ud. la felicidad es mirarse al espejo; bueno,...cada uno sabe lo que le hace tilín.

Evinchi dijo...

Pero bueno.... se están olvidando ustedes que aquí veniamos a hablar, dar besos y sobre todo reir.

;))))

Mientras cada uno sea un poco feliz, que la encuentre allá donde buenamente pueda, y el que no, que le pida prestada a sor flagelación, un látigo de siete puntas. Si la risa de un niño ya ni se contagia, apaga....

Evinchi dijo...

Vaya, sepa ud. que hay un determinado portal por estos mundos de web, en el que soy una rubia de pega.

Así que no anda ud. tan desencaminado, mesie (se escriba como se escriba) lenguaraz.

Gracias por su adjetivación hacia mi, en este momento me siento como eau de lancome, gracias a ud.: Fresca, vivaracha, coquetuela y con encanto.

;)))

(pd, en la próx. sesión de msn, le paso una fotito).

el nombre... dijo...

qué sabiduría la de Darwin, al hacerle esa pregunta a un niño,
la del niño, en contestarle,
y la tuya, al traerla aquí!

Gracias,
ha sido un placer llegar aquí, leerte en este domingo de lluvia...
Haberte tenido en casa,
y hasta te permito que rebautices al caballo,
que, por cierto, ayer disfruté un montón!!!

Serás bienvenido.

Leí también el post anterior: super real!!! Por todos lados de la tierra!!!!
Máquinas de voces y músicas infernales!

te dejo un saludo.

MALEFICABOVARI dijo...

Por supuesto que se todo de lo que ud me habla, se da por hecho, por leido. También pillé el concepto de que para ser feliz basta con simplificar, y que esas tres cosas, pueden ser otras tres cualquiera.
Respecto a lo del espejo, no pienso contestarle.
Y respecto a lo de las facturas, creo que pago yo mas que ud, y no son precisamente del Zara....
Lamento que se tomara mis palabras así, y lamento encontrar a un grosero, dónde antes veía a un comunicador excelente, con la capacidad suficiente para no imponer ninguna dictadura y que sus lectores pudieramos decir lo que nos placiese después de leerle.
No se preocupe, supongo que la mía para ud fué una lectura equivocada. Intentaré, sino estoy de acuerdo con el post, y ya viendo el percal, no comentar lo que lea.
Un saludo, y que sepa que ud también se mira mucho al espejo. Y no le condeno por eso, igual es una de sus tres cosas favoritas para llegar a la supuesta felicidad....

Letra dijo...

Estuve leyendo varios de estos post, tal como le prometí. Hoy cunplí, y me alegró, con este último, ver mi traje de mona, y sentirme parte de esa manada o monada, de la que ud habla.

fabi barria dijo...

Gracias por el detalle, fue como un abrazo cuando más lo necesitaba ... sos lindo lindo lindo!!!

ybris dijo...

Un descubrimiento, amigo lenguaraz.
Llevo un rato leyendo por aquí y sorprendiéndome.
Cosa que no es fácil tras tantas sorpresas que la vida me ha ido tendiendo.
Uno indaga motivos de felicidad, que para eso estamos, y los encuentra en muchos sitios.
Los niños , lo mismo que los primates o los árboles, a veces dejan buenas pistas.
Vengan, pues, conversaciones, risas y besos.
Y un abrazo.

GLAUKA dijo...

Hablar, reir y dar besos ... ummmmm... ¿dónde hay que firmar?
;)

Quimera dijo...

si la felicidad es un concepto tan primario porque no debería serlo la forma de conseguirla??

extraordinario blog, sigue asi!

salu2

Quimera
http://quimeralidad.blogspot.com/

churra dijo...

Hablar , reir y dar besos
(me siento fatal ....por que yo eso lo hago todos los dias y siempre me queda un cierto desasosiego ....esas ganas de mas y mas ..
Besos

El lenguaraz dijo...

Madame churra, no se preocupe por este tipo de adicción; es de lo más sana. Si sufriera un episodio de mono agudo, ya sabe donde encontrarme. Besos.

AlmaDeNieve dijo...

Hoy puedo decir que hablo, río y doy besos...hermosa coincidencia ( ya visité el ponzo, aunque ahora hablo de otra...¿Realmente existen las coincidencias?)que tu post hable sobre esa felicidad que es así de sencilla como hablar, reir y dar besos; los niños nos dejan con la boca abierta ante evidencias que nos son cegadas por nuestra adicción a analizarlo todo....Hace unos días un niño me preguntó muy seriamente por qué nos dábamos besos...pues no supe qué contestarle...¿Por qué? ¿Es algún acto que tenga una lógica coherente producto de esa evolución del primate?¿Un acto de supervivencia? ...Ya vuelvo a racionalizar...
P.D; contaré con ud. en el momento en el que sea necesario "partir piernas" ;) jej.
Besoos, risas..y añado los abrazos.

El lenguaraz dijo...

Creo recordar Almita, que los besos surgen de la alimentación de las madres a sus crías, tras masticar los elementos hostiles a una boca sin dientes. Las mujeres de algunas zonas septentrionales, continúan con este fósil de la conducta. El contacto cálido y húmedo de las bocas, relacionado así con el placer de una satisfacción, llevaría a ciertos grupos, a considerar un símbolo de placer y afecto, el contacto con las bocas, y a posteriori, mejillas, frentes y manos como ámbitos de demostración específica.
Reconozco que me salió un asco de réplica; pretenciosa, y didáctica hasta el pudor, porque no le puedo asegurar que lo que he dicho, sea una verdad científica, sólo vagos recuerdos entrelazados. Bueno, para qué flagelarme yo mismo y quitarle ese placer a otros.

AlmaDeNieve dijo...

Interesante...sí señor. ¡¡Gracias por la información ¡¡, y recuérdole, sin demora (por mi despiste incurable) que tenía algo que preguntarme...
Besillo en evolución ¡¡

El lenguaraz dijo...

A ver Almita, pregunta: ¿Conoce Ud. (al menos tangencialmente), a una pelirroja que solía aparecer en Pepe Botella?

Iruna dijo...

veo que en el ombligo de la península el calor es tan intenso como en la orilla...
¿un asco de réplica?
pues a mí esta noche sólo me faltaba encontrar aquí eso de las bocas, mejillas, frentes y manos, con recuerdos entrelazados...
qué calor, chiquillo...
si pudiera masticarte, te mordería... flojito... no sufras...
vosotros seguid... ancha es castilla, y el resto del mundo... yo me vuelvo a la orilla de la cama, a ver si me duermo...

AlmaDeNieve dijo...

¿Es algún programa de televisión? Al único Pepe Botella que recuerdo es al Bonaparte, con su esposa "La Reina intrusa" y dudo que fuese pelirroja...:&
Uips...

El lenguaraz dijo...

O sea, ¡que nanay!

aprendiza de risas dijo...

Como primera incursión en su rinconcito, tan sólo una pregunta de nada, ¿son suyos esos ojos que deja al aire para que los podamos disfrutar?

Un beso de ¡¡miraquesoycuriosa!!,

;)

botas de agua dijo...

Darwin, Silvio, Lenguaraz... hermosa combinación. Entiendo lo que dice Male, si las necesidades más primarias no están cubiertas, quién se preocupa de besar, hablar o reír. La gracia es que, quizás, la felicidad no es tener las necesidades primarias cubiertas... sino ir un paso más allá... riendo, hablando y besando. Quizás para esa felicidad es condición indispensable tener la vida plus ou moins "solucionada". No se enfaden... de veras creo que decían cosas similares... y ahora envíenme a la mierda por meterme donde no me llaman. Pero los admiro a los dos y sé lo que son los malentendidos, se lo aseguro, sobre todo por escrito. Les deseo que puedan besar, reír y hablar...

AlmaDeNieve dijo...

Nanay, efectivamente...extraña pregunta...a qué se debe el honor?

El lenguaraz dijo...

Almita,¿podríamos mantener esta conversación en el chat de igoogle?, no creo que el resto de los visitantes estén interesados en la búsqueda de mis viejos amigos. El nombre es Abel Granda, y con tener una cuenta de gmail ya es suficiente.

Letra dijo...

Abel: no sabe la alegría que me dió!!!!
A mí me encanta hablar, reír y dar besos, y será por eso que ando queriendo ser felíz

aprendiza de risas dijo...

He regresado a tu página y he leido el post y me he acordado del libro que tengo entre manos: "El clan del oso cavernario" (...)

Soy maestra de peques y te puedo asegurar que hay una gran diferencia entre los niños que reciben besos y abrazos y muestras de cariño a diario, de los que no. Los segundos no ríen de la misma manera y su felicidad, sus risas y sus estridentes gritos de júbilo no llegan a oirse y notarse como los otros.

El cariño da estabilidad. Demos y provocaremos carcajadas y, como un boomerang, revertirán en nosotros mismos.

Besos y risas,

Aprendiza

PD: Por cierto, no sé que quieres decir con lo del chat de google... yo no tengo de eso
:)))

Zifnab dijo...

Este verano hice migas con Oriol que solo hablaba catlán y tenía cuatro años

Me imaginé que decía cosas interesantes, y por eso me jodió no entenderle ni una coma

Se feliz

AlmaDeNieve dijo...

Me parece una sugerencia loable, caballero Lenguaraz, mi cuenta en google, se la susurro bajito, anótela es; ainhoa.herrero@gmail.com...
Contácteme y explíqueme vía googleana sus dudas.
¡Besos!

Daeddalus dijo...

Yo soy definitivo. Yo soy feliz... he asociado su post con el monólogo final de la peli de Truffaut. Extrañas disgresiones mentales las mías.

Apin dijo...

"¡Soy feliz, soy un hombre feliz!, y no quiero que me perdonen los muertos de mi felicidad, quiero que se alegren conmigo, por haber llegado"_en este fragmento del post sonreí...el beso te lo dejo volado, y hablar por escrito.
Sonreí pq en muchas ocasiones reacciones de mis semejantes me han hecho pensar (q no decir) "Perdón por ser feliz!"....jejejej, irónicamente por supuesto.
Pero es uno de los pecados capitales hoy en día.
Así q de paso, me declaro pecadora en muchas etapas de mi maravillosa vida.
Besos (vengo del blog de...no recuerdo!)
http://blogs.ya.com/pqyolovalgo

Rosenrod dijo...

Una estupenda definición de lo que va esto... y totalmente cierta.

Un saludo!

El lenguaraz dijo...

Bienvenidos Apin y Rosenrod

Pedro (Glup). dijo...

No, si ya me parecía, lo de mi DNI es mentira, tengo cinco años.
O menos.
Saludos.

mangeles dijo...

Hablar, reir y dar besos....ME APUNTO A LA MANADA (¿ Puedo ser orangutana ? )

Precioso.

(Vale por hoy, que me voy a ver a Picasso....!!!a ver si pintó monos¡¡¡)

mangeles dijo...

Pintó monas..más que monos...y no he visto casiii naaa..MILLON DOSCIENTOS MIL MILLONES DE MIRONES JUNTOS SOMOS MUCHO MIRONES.

Le contaré...aunque me vá costar una pasta gansa ver al Pablo en horas de pago....

Cuadros a mogollón..colores..formas...ufff

(y a mí que me gusta la monotonía elegante de Velázquez...que hago en este torbellino juer)

Ya le contaré